Aquí encontrarás respuesta a las dudas más habituales, pero si tienes alguna consulta que no aparezca en la lista, no dudes en contactar con nosotros... No te quedes con nada en el tintero!

La PUNTUALIDAD es un factor muy importante para nosotros.

Si llegas demasiado pronto, probablemente no podamos atenderte como te mereces, dado que estaremos finalizando el tiempo con el grupo anterior.

Si llegas demasiado tarde, empezar la actividad con tiempo de retraso supondría perjudicar al siguiente equipo y es algo que no queremos.

Por tanto, asegúrate de llegar a tiempo, calcula el tiempo que te costará llegar y si tienes dudas sobre cómo llegar puedes consultarlo con nosotros previamente.

Los menores de edad pueden participar a partir de los 8 años, siempre y cuando jueguen acompañados por adultos.

A partir de los 14 años podrán participar solos, bajo autorización expresa de un adulto que les acompañe, aunque éste no participe.

Puedes participar sin problema. Durante el juego no estarás realmente "encerrado", ni jugarás en espacios reducidos ni agobiantes.

Sí, puedes modificar tus datos, el día, la hora y el número de participantes de tu reserva a través del correo electrónico de confirmación que recibes tras hacer la reserva, hasta las 48h antes de cita. Después de ese tiempo, si quieres hacer alguna modificación deberás contactar con nosotros.

Por supuesto. Es posible que en algún momento el grupo se vea "atascado", por lo que podrán pedir una ayuda o pista si la necesitan. De igual modo, el Game Master puede preguntar si necesitan ayuda en caso de considerar que el equipo la necesita.

El juego de escape room es un reto, por tanto, si al finalizar el tiempo no han conseguido escapar se considerará que el juego ha finalizado sin conseguir el objetivo. La puerta se abrirá y podrán salir.

No, no todo el mundo lo consigue. En cualquier caso, te invitamos a no pensar en ello, se trata de vivir una experiencia diferente y pasar un buen rato!

Podrás salir en cualquier momento de la sala si lo necesitas, avisando al Game Master o pulsando el botón de emergencia para abrir la puerta de salida si así lo deseas, pero en ese mismo momento la partida habrá finalizado para ti y ya no podrás retomarla. 

Dado que el fundamento de un juego de escape es el trabajo en equipo, jugar solo no es posible. De hecho es físicamente imposible escapar si eres un solo jugador.

No, no pasarás miedo ni agobio en ningún momento... todo lo contrario! Sí experimentarás la sensación de ir a contrareloj y la emoción de tratar de escapar a tiempo.